En EE.UU. algunas veces se gana y otras veces se aprende nunca se pierde

Sunday, July 6, 2014

Scared Straight

                                           
Por Mel C
Hace unos días recibí una llamada de una señora amiga de la familia que quería que yo le hiciera el favor de llevarla y a su hermano a un lugar que le pone la carne de gallina a cualquiera hasta a los muy machos. También el señor (su hermano) estaba aún más interesado en ir para llevar a su hijo mayor para que aprendiera una lección estilo Scared Straight en su vida porque dice que "por sus amistades casi se está descarrilando y se va a meter en un problema" y quiere que él piense en las consecuencias a donde puede caer.
 Estas son personas casi familia de nosotros y transportarse en autobús/taxi es muy inconveniente y costoso, pues me prometieron pagarme los gastos incurrido en el viaje por autopista en mi Geisha ej: la gasolina, los peajes y la comida y me rogaron y que iban a estar eternamente agradecidos por ese favor de llevarlos. Les contesté que como estoy libre y tengo ese vehículo disponible el llevarlo no es nada aunque es lejos la distancia (90 millas una ida)-creo que esa es la distancia de Cuba a Florida) que con mucho gusto lo haría manejando, pero que para serles sincero preferiría llevarlos 10 veces más lejos (900 millas) si fuese necesario y no a ese lugar porque no me sentía muy a gusto e iba a ser una nueva experiencia muy arriesgada y peligrosa algo que nunca habia enfrentado. Como ustedes saben los humanos tememos a lo desconocido y más aún a lugares donde los residentes son como leones en una selva y si uno se acerca pensé tal vez erróneamente que uno puede ser una víctima.
Según he visto y he escuchado vamos a ser honesto y admitir aunque se rían  visitar una cárcel en cualquier parte del mundo es el último sacrificio que un ser humano quiere hacer. Pues en contra de mi voluntad y por la insistencia de mi primera dama fue que acepté y aunque nadie lo admita es por simple temor a ser agredido por un preso o que lo encierren por error es que amistades y familiares NUNCA quieren ir. Manejé las 90 millas a Eastern Correctional Facility en la ciudad de Wawarsing, pero quienes no quisieron acompañarnos fueron su primo (un adulto de 50 años) ni el hijo del señor (de 27 años)estos dos se inventaron varias excusas y aunque yo sé que estaban mintiendo los entiendo, pero la razón de admitir que era miedo para eso se necesita tener pantalones.
Ya después de llegar allá y seguir las instrucciones de llenar un formulario con datos personales y de pasar por la seguridad de los encargados entramos dos puertas y luego a un espacio como un amplio salón con mesas, sillas y maquinas que venden snack, pues le anuncia al presidiario que tiene visita. Allá con lágrimas en sus rostros se saludaron y me agradeció por haber traído a sus familiares. Como todos los presos NADIE dice que es culpable y siempre admiten que fueron otros. No es mi papel de juzgar a nadie, pero este ser ya con 21 años tras las rejas le quedan 4 más aún niega no estar involucrado de lo que se le acusa y es un caso muy serio. Fui y regresé y tengo una nueva anécdota de que visitar un presidiario es un buen acto y que no es tan peligroso como yo pensaba, hay que estar en todas hasta en misa y también visitar a los enfermos en un hospital.
 Dicen que en la cárcel y en un hospital es donde se sabe quienes son tus verdaderos amigos. Haz visitado usted alguna vez un preso?
                     

8 comments:

Guille Tobias said...

Mel no se preocupe que usted no es el unico que se le pararon los pelos cuando supo que era para una prision. Quien le dice que eso no le afecta le esta mientiendo yo tampoco he ido nunca y no quisiera tener que ir ni de visita a una prision.

EL POETA said...

A tu edad, ¿Tu no había vivido esa experiencia?
Es dura, sobre todo cuando se trata de un familiar directo tanto en la cárcel como el hospital.

Jose - Agente Especial Ret said...

El amigo Mel se ha ganada la amistad de ese presidiario por el resto de su vida porque eso no es un cuento de camino que en la carcel o el hospital es que se sabe quienes son los amigos.

Yo aunque he tenido parientes que han estado preso solamente he ido a carceles en funciones oficiales, y aun asi se viven momentos de ansiedad en esos lugares.

La parte que conozco bien es la de estar hopitalizado y recibir esporadica visitas.

Mel C. said...

Para: Guille,
Cada persona hace lo que debe hacer en su conciencia y hay muchos que mienten otros no. Tenemos algo en común, pero siga leyendo estas respuestas a los siguientes comentaristas.


Para: El Poeta,
Apreciado colaborador hay muchas cosas que uno no siempre divulga publicamente. A mi edad nunca antes había pisado una cárcel. Sí, tengo un par de personas muy cerca de mi que han sido arrestadas y cumplieron su tiempito por delitos menores, pero aunque tal vez me han criticado por que NUNCA fui a visitarlos en la cárcel, peeeero, cuando me necesitaban les ayudé con gastos de abogados en un buen préstamo de un poquito pasado de los mil quinientos Euros (Pssss! si leen esto se van a enterar de que ya hace unos años y no me lo han pagado-no porque no han querido sino que se le puso agria la piña después que salieron, pero son serio y sé que eso lo devuelven).

Para: El Agente,
Algo que he aprendido de mi primera dama es que hay que visitar a los enfermos en sus casas y en los hospitales. Muchas veces lo hemos hecho muy contento, pero usted sabe que yo soy muy sincero y voy también a divulgar otra cosita. En ocasiones le he dicho a ella "pero esa persona nunca nos ha visitado, nunca nos ha llamado, nunca ha estado ahí en ocasiones ni buena ni en las malas por qué tenemos que ir?". Inclusive parientes lejanos que han caído en hospitales ella busca la forma.
Hay personas que no hacen ninguna de las dos, pero nosotros sí especialmente a los enfermos y ella también se preocupa muchos aunque sean ingratos y jodones

Juanml said...

Interesante tu relato, te dire que he tenido esa experiencia pero siento como si no la hubiera tenido, y es que de la primera visita apenas tengo recuerdos borrosos pues tenia alrededor de 4 a 5 años de edad y fue que me llevaron, suena curioso pero es que antes parece que los viejos no le daban mente a eso y todavia peor en el caso de mi padre que era en ese entonces Oficial Policial, el caso es que mi visita fue a un tio que lo encerraron a la muerte del Tirano (por cosas de la vida luego marcho al exilio y regreso en los 12 años aquellos y ocupo un alto cargo en la magistratura pues era abogado, en eso estuvo hasta que la muerte lo sorprendio ya en el gobierno de Guzman).

Luego en el 62 o quizas principios del 63 el visitar La Victoria se convirtio en una rutina para mi, pues viviamos en ese poblado y ahi fue que aprendi a montar bicicleta (en ese entonces las calles eran muertas, nada de vehiculos en ese lugar), el caso es que no habia dia que no me le apareciera al Viejo en esa carcel (era el Comandante o Jefe de la Prision en ese entonces). Un recuerdo que siempre conservo fue que una vez entramos a donde estaban las celdas y nunca lo olvido por la pena que me dio.

Mi proxima visita fue siendo adulto, y fue en los 12 años cuando un grupo de profesores de la UASD fueron sometidos acusados de ser autores intelectuales de los disturbios, secuestros, etc., que cometia la izquierda en ese entonces, entre ellos habia un pariente cercano a la familia (por parte de mi madre). Esa fue una visita agradable pues fuimos el Viejo y yo (ya estaba retirado desde el 63, pero todavia lo conocian y por eso entramos sin ningun problema). Tambien en el lugar que estaban esos Profesores no se veia mal, pues en el grupo habian profesionales de mucho prestigio, el caso es que esa visita no me impacto.

Ya a fines de los 90's intente visitar un primo en Najayo (tambien por un lio que habia algo de politica cayo en un gancho), pero fui solo (ya el Viejo habia fallecido) y francamente no quise pasar los trabajos de la fila y demas, asi que abandone y no hice el intento de volver (en otras circunstancias hubiera echo lo que muchas personas acostumbran en nuestro pais: llamar a un Oficial amigo para que me acompañe, pero desisti de volver).

Esas han sido mis experiencias y espero quedarme ahi, no volver ni de visita ni como "huesped", pero si algun pariente o amigo de verdad cae preso no dudaria en volver y ayudarlo en lo que pueda si esta a mi alcance, por suerte parece que son dichosos o tranquilos pues no se me ha presentado el caso.

Jose - Agente Especial Ret said...

Que coincidencia, en la noticia de hoy (7/9/14) se reporta el caso de una persona que fue a visitar a su hijo en una carcel de Chicago, y por un error fue dejado adentro por 31 horas. A cualquiera le causa ansiedad estar en una carcel, aunque solo sea visitando a alguien.

http://www.huffingtonpost.com/2014/07/09/cook-county-jail-visitor-trapped_n_5569582.html

Mel C. said...

Interesante la historia de El Profesor, pero aunque digan lo que sea el peligro existe cuando usted está cerca de personas peligrosas y en un lugar que no es una iglesia.
Lo de la reciente noticia de El Agente muestra una razón más por la cual la gente se intimida y no le gustan ir a visitar las cárceles.

Robert Medina said...

Mr, guaguero. Yo tengo un amigo que estuvo preso por algo aun no tan esclarecido, la cosa es que fui a visitarlo a una cárcel la verdad no me acuerdo en que parte era. Wao que miedo entrar a una cárcel lo bueno fue.que este compa salio de la cárcel y ya no necesite volver. Un abrazo mi estimado feliz dia.