En EE.UU. algunas veces se gana y otras veces se aprende nunca se pierde

Sunday, September 11, 2011

Respondiendo a los lectores (Segunda Parte 9/11)

Por Josh "El Agente Especial"
Queridos lectores aquí en este segundo post nuestro distinguido escritor invitado Josh nos da las respuestas que algunos de nosotros le habíamos expresado. Para las mentes inquisitivas  y en forma de una continuación de su relato  que sobrevivió para contarlo nos explica. Algo que quería agregar  fue que en toda mi vida solamente visité el World Trade Center una sola vez y fue a visitar el restaurante/bar Windows of The Word que me habían hablado que era algo de verse porque dizque giraba hacia al rededor y se veía la ciudad de diferentes ángulos desde el piso 107 0 108 no me acuerdo bien, pero ese día no pudimos entrar estaba lleno y había que esperar un largo tiempo - me imagino que usted la visitó en muchas ocasiones.  Coincidencialmente supe que el chef ese día (9/11) se salvó de milagros porque tuvo que arreglar sus lentes. Adelante Agente Especial!                                            

Mel, no estoy seguro que este comentario dando repuesta a los lectores pueda ser publicado por mi por lo extenso que es, quizás me puedas ayudar publicandolo.
 
 
Una filosofía de la cual Mel con frecuencia hace referencia en este blog es lo de que quien hace la pregunta sabe la repuesta. Esa filosofía le aplica a las autoridades del gobierno en cuanto a las enfermedades que iban a surgir de los contaminantes de la zona cero. Creo que intencionalmente han puesto énfasis en enfermedades respiratorias sabiendo que en realidad las enfermedades que iban a surgir con la continuación de la zona cero eran otras, incluyendo cáncer. Pero no lo hicieron publico porque eso iba a causar un gran revuelo en la población. Solo ahora cuando tanta gente que estuvieron expuesto a esos contaminantes se empiezan a enfermar y morir de cáncer es que se empieza a decir que el cáncer es un "posible" efecto.
 
Recientemente leí un artículo que decía que cáncer no es una de las lesiones que serán cubiertas por el proceso legal que entablaron muchos bomberos enfermos. Siempre he creído que la negatividad de incluir cáncer como posible lesión es por cuestión de dinero, pues sin exageración mis tratamientos médicos, los cuales incluyen más de 10 cirugías, un trasplante de células madres, el implante de un aparato en lo más profundo del oído para poder oír, y un número incalculable de visitas a médicos, fácil le han costado al seguro medico y a mi más de 1 millón de dólares. Es cuestión de billetes.
 
En lo personal, no me hice parte del litigio legal porque cuando este surgió yo estaba más preocupado por salvar mi vida. Mi peso normal era 200 libras, pero en mayo del 2006 llegué a pesar 130 libras, era solo huesos. Hace como dos años, cuando empezó a ver mejor expectativa de sobrevivir el cáncer y las complicaciones que surgieron contacté una de las firmas de abogados que representa a muchos lesionados. Me incluyeron en la lista, pero sin mucha expectativa de ser aceptado por lo tardío. Honestamente no busco más de lo que yo he gastado en mis tratamientos, eso seria suficiente.
 
Lo que allí ocurrió ese día esta muy bien documentado por los noticieros. Pero los que tuvimos que abandonar los edificios no somos muy propenso a hablar de eso, no sé por que. Quizás un profesional de la salud mental pueda explicar por que. En cambio, los bomberos y policías que trabajaron allí tienden a ser más abierto, pero creo que muchos solo persiguen vanagloriarse o fortalecer las posibilidades de sus jubilaciones por desabilidad. Claro, algunos, no todos. Sabemos que existen muchos que como yo están muy enfermos, pero también sabemos que hay gente que son capaz de fingir hasta demencia por obtener una pensión y no tener que trabajar más.
 
Luego de los eventos del 9/11, la agencia para la que trabajaba se portó de oro. Antes de caer enfermo con cáncer, me ofrecieron todo el tiempo que yo quisiera consultando un psicólogo. Honestamente creo que hubiese sido fácil perseguir y obtener la jubilacion por lesiones mentales. Sin Embargo, hay personas que de verdad creen en los valores humanos y la honestidad. Es como el caso del futbolista del que Juanml habló recientemente. Los millones que iba a ganar no cabían en el espacio de su corazón que estaba lleno de orgullo y patriotismo, y lo dejó todo porque su integridad no tenia un valor monetario. Yo no podría vivir feliz engañando el país donde lo he obtenido todo. Ya después que me enfermé con cáncer, mi agencia se porto aun mejor. Solo cuando quedé sordo aceptaron dejarme ir, y fue porque la política que rige a todos los agentes de todas las agencias dicta que ningún empleado que porte un arma de fuego puede ser sordo. Aun durante el tiempo que me implantaban un aparato para oír esperaron a ver si funcionaba, y no funciona muy bien. Oigo sonidos pero no entiendo nada. 
 
Es bien difícil para mi encontrar las palabras para explicar el estado de confusión y paranoia que se apoderó de uno ese día, en especial para los que estábamos tratando de hacer algo para ayudar. Por ejemplo, habían gente que estaban oyendo las noticias usando los radios de los carros, pero los detalles a esa hora de la mañana todavía no estaban muy claro. Recuerdo haberle preguntado al policía que encontré en la intersección de las Calles West y Vesey que había pasado, y el me dijo que era un accidente aéreo. Pero cuando el segundo avión se estrelló, tal como dice Mel en su narración personal, yo también pensé que estábamos siendo atacados. Quizás la paranoia y confusión explique el por que yo duré tanto rato sin saber exactamente que pasaba. Lo que pasa por la mente de un ser humano en un momento de paranoia y confusión es indescriptible con palabras, uno piensa que cualquiera de los que te rodean es uno de los enemigos. En un momento me acerqué a un carro que estaba rodeado de gente escuchando la radio. Hasta ese momento solo se decía que dos aviones habían impactado las torres del WTC y uno el pentagono. De repente todos escuchamos el sonido de avión que sobrevolaba la zona del WTC. Por el sonido se podía percibir que no volaba o volaban muy alto. La reacción de algunos de los que escuchábamos la radio fue de correr en todas direcciones. Todos asumimos que eran más aviones que nos iban a atacar, paranoia total. Y para entender cuan dañino es para un ser humano la confusión y la desinformacion, les cuento el caso de un soldado japonés que creo que en la década del 70 apareció con su antiguo fusil pensando que todavía estaba en guerra.
 
Aparte de mis conversaciones con el psicólogo cuando lo veía, yo por primera vez hablo con detalles sobre ese trágico día. No hace mucho tiempo, especialmente cuando por la sordera solo podía oír mis pensamientos, empecé a escribir mis vivencias, pues yo mismo estoy asombrado de como un carajito que se crió con tan extrema pobreza en Santo Domingo haya llegado tan lejos. La narración que le envié a Mel, y la cual el publicó, corresponde un capitulo que le dediqué a ese evento. Hay detalles sobre ese evento que no lo he contado. Como por ejemplo cuando los vuelos del Aeropuerto Laguardia se reanudaron yo no podía manejar por ahí, pues el terror se apoderaba de mi de solo ver un avión bajar para aterrizar. O también como el terror se apoderó de mi cuando pensaba que ya todo estaba superado y me estaba preparando para tomar un vuelo a Bogotá. minutos antes salir para el aeropuerto me llamó un hermano mio para decirme que un avión que se dirigía a Santo Domingo se había estrallado en Queens. Aunque las noticias rápido decían que había sido un accidente, no fui el único que ese día pensó que todo había comenzado de nuevo.
 
En parte ese evento me enseñó a ser agradecido, a decir gracias. Cuando volví a mi nueva oficina en un viejo edificio de mid-town, una empleada de la agencia que hoy se llama ICE que nunca me había dirigido una palabra porque simplemente odiaba los empleados de la agencia en la que yo trabajaba se me acercó, me dio un abrazo y me dijo gracias. Yo también le doy las gracias a todos los que ese día dieron un poco de ellos. A cualquiera que de mi se sienta agradecido honestamente le digo you are welcome.
   
 
 

6 comments:

Milly said...

OMG! You've been to hell with all that suffering!

Zoila Boricua said...

Hola Agente,
Eso es lo que se puede describir como una odisea que ningunas de nosotras quisieramos pasar. Ya con detalles ha contestado las preguntas. Hoy estuvieron todos los canales de esta ciudad cubriendo esa terrible tragedia.
America se unio y se puso mejor que antes pero como que nos quito un poco la libertad que antes teniamos. Ahora mismo estoy escuchando la cancion de Sinatra la New York New York. Me entriztece saber que usted ha pasado tanto.

Juanml said...
This comment has been removed by the author.
Juanml said...

Bueno a mi no me da verguenza decir que termine de leer el relato con los ojos aguados. No soy psicologo pero en parte deje entrever en mi comentario del primer tema que no es lo mismo analizar de lejos, a las reacciones impredecibles por la confusion y terror del que esta viviendo en carne propia la accion.

Le repito mis buenos deseos que le deje en su articulo anterior y suerte en su proceso, pues aparte del golpe emocional tambien es duro el economico.

EL SORDO said...

Tio Agente como son las cosas de la vida y mire usted por eso q uno nunca debe tener orgullo como dice Mel y hay q gozar la vida con eso me refiero tirarse su chamaca q se le ponga facil, comer lo q le guste y viajar, por lo menos el q puede. Uno no sabe el dia q se va de este mundo el dia meno pensado le cae a uno una vaina una desgracia inesperada. Perdone q le dije lo del dinero, pero usted sabe q en este pais eso es lo primero q piensan en las demandas y recompensas y disability porque los biles hay q pagarlos. Cuanto lo siento q fue afectado tan duro y todavia joven si tiene menos de los 60.

Keseyoke said...

tremendo relato, este y el anterior.....